Carta abierta a un redactor de contenidos

Estoy buscando ampliar mi equipo de redactores de contenido para mis páginas web, y después de llevar varios años contando con escritores españoles (con los cuáles estoy muy contento y espero seguir durante años), he decidido, como tantos antes que yo, ir a buscarlos a Suramérica.

Tenemos la grandísima suerte de tener un idioma que es hablado por cientos de millones de personas de muchos países, que esos países están en un grandísimo crecimiento, y que aún se puede encontrar talento excepcional a un precio más reducido que en España.

Me informé de los precios que pagaban otras personas, de los salarios medios (que no mínimos) del país, estudié cada candidato con detenimiento, y finalmente hice mis ofertas.

Desde el primer día que he estado en el lado oscuro, el lado del empleador, me he encontrado con personas que me han tildado de poco menos que hijo de puta. Da igual lo que yo ofreciera, que siempre, siempre, siempre, he encontrado voces diciendo que soy un explotador.

Por eso hoy, y gracias al email de una persona interesada en mi oferta, me he animado a contar cómo veo yo esto. Posiblemente esté equivocado y, como digo al final del email, estoy deseando que alguien me de argumentos para cambiar mi forma de pensar.

Supongo que mi reflexión final a todo esto es una cita atribuida a Aristóteles:

“Sólo hay una forma de evitar la crítica: no hacer nada, no decir nada y no ser nada.” 

Que comience el espectáculo:


El email respuesta de una persona interesada


Muchas gracias por tu propuesta. Me gusta mucho y me interesa. Creo que sería un trabajo muy enriquecedor y variado, siempre generando temas sobre los cuales investigar para poder escribir textos amenos. Además, es un plus todo el tema de la capacitación constante.

Sin embargo, el valor por cada 1000 palabras es bastante bajo, en comparación con lo que había averiguado que se pagaba y también con relación al cambio en Argentina. No sé si se trate de un precio solo para empezar y conocer cómo trabajamos en conjunto y que pronto se ajustaría, como dices en el mail.


Mi respuesta (aunque he aumentado algunas pequeñas cosas que se me han ocurrido después).


¡Buenos días xxxxx! me alegro muchísimo de que te interese, además en cada email tuyo me doy cuenta de que te expresas muy bien.

Te cuento mi visión del precio por palabra. Soy consciente de que lo que te voy a contar a continuación puede acabar saliendo en los periódicos y de que una horda de redactores de todo el mundo pueden venir a pedir mi cabeza. Aún así, es mi visión y la comparto contigo con mucho gusto y con quien haga falta:

  1. Salario mínimo Buenos Aires 2019 según esta web: 11.300 pesos argentinos al mes (262 €). A mí el salario mínimo no me dice nada salvo que unos empresarios sin escrúpulos tratan de esclavizar a otros seres humanos, para ellos enriquecerse todo lo que puedan y no compartir sus ganancias. Yo no pienso así pero uso ese dato como eso, un dato. Una vez leí que el salario mínimo significa que, si el empresario pudiera legalmente pagarte menos, te pagaría menos.
  2. Según esta otra web, el salario medio de Buenos Aires ronda los 540 dólares al mes. El salario medio ya me dice algo más, aunque sigo viéndolo como algo orientativo.
  3. Esos salarios son por una jornada de entre 8 y 9 horas de trabajo diarias, 5,5 días a la semana (siempre según esa web).
  4. Yo te ofrezco 12 dólares netos por 1000 palabras porque vives en Buenos Aires y por tus conocimientos, y además te digo que incrementaré considerablemente el precio por palabra con el tiempo, que te daré formación SEO y Copywriting de cursos de pago, que te pagaré todos los viernes porque es así como a mí me gustaría que fuera conmigo, y que tus textos serán publicados con tu propio nombre para que otras personas puedan contratarte aún a riesgo de perderte.«Sólo hay una cosa peor que formar a tus empleados y que se vayan, no formarles y que se queden». Henrry Ford.
  5. Soy escritor y redactor de contenidos desde hace años y sé que con práctica  y entrenamiento puedo escribir 1000 palabras en una hora, pero digamos 1,5 horas por si acaso.
  6. Imagínate que escribes 3 artículos diarios para mí de 1.000 palabras cada uno = 36 dólares, es decir, 4,5 horas de trabajo diarios, la mitad de jornada laboral común.
  7. Trabajas media jornada 5 días a la semana escribiendo para mí = 180 dólares.
  8. Trabajas media jornada los 22 días laborables que tiene de media un mes, descansando sábado y domingo como a mí me gustaría = 792 dólares.
  9. Eso significa que si escribieras jornada completa para mí ganarías 1584 dólares netos al mes, casi 3 veces el salario medio de Buenos Aires y creo que un salario neto bastante competitivo tanto para España como para Argentina.

Sí, respecto a tu apunte de que en España hay personas que cobran más, sí, en España hay redactores que cobran 15 euros las 1000 palabras, y 25 euros las 1.000 palabras, y 50, y 75, y 100, y 150, y 200. Y me puedo imaginar que en Noruega y Suiza y Nueva York hay redactores de contenido que cobran 250, y 500 € las mil palabras, pero viven ahí, en sus países donde todo es mucho más caro, o al menos han conseguido llegar hasta ahí por mérito, constancia y quizás porque están dentro de un mercado donde se pueden pagar esos números.

Sí, posiblemente en el futuro y gracias a la globalización todas las personas del mundo cobren algo similar porque el nivel de vida de cada país será similar. Pero aún ese momento no ha llegado aunque yo trato de acercar ese momento mediante mis acciones.

Yo lo que hago, hoy, desde mi humilde posición y gracias a internet, es ir a otro país donde la mano de obra es más barata y el nivel de vida es más barato y les ofrezco mucho más de lo que cobran allí, pero lo genial es que aún así a mí me sale más barato de lo que compro aquí por lo que me permite crecer más y aportar más valor a la sociedad, contratar a más personas y seguir moviendo la rueda.

Mi visión sobre contratar a un redactor en suramérica

  • Mi visión NO es ir a otro país más barato que el mío y pagar a sus trabajadores lo que cobran habitualmente para así perpetuar la situación de miseria.
  • Mi visión es ir a otro país más barato que el mío, pagarles mucho más de lo que cobran, para extender la abundancia.
  • Mi visión NO es ir a Venezuela y decirles que como el salario medio de Venezuela es de 20 dólares al mes yo les voy a pagar 0,00001 céntimos por palabra.
  • Mi visión es ir a Venezuela y decirles que si trabajan para mí pueden ganar muchísimo más dinero al mes del que ahí ganan, que además les formaré con todos los cursos que yo haga, para que con ese dinero puedan elegir si vivir en Venezuela o marcharse a otro país con unas condiciones mejores, coger más experiencia cualificada, y seguir aportando cada vez más valor.
  • Mi visión es que unos nos ayudamos a otros, no unos nos aprovechamos de otros.

Se lleva haciendo toda la vida, compras más barato lejos de casa y vendes más caro en casa, así ha crecido la economía durante toda la historia. Pero puedes hacerlo redistribuyendo la riqueza, o quedándotela toda para ti y redistribuyendo así la miseria.

Además lo creo de verdad, yo quiero que todo el mundo viva mejor, no sólo yo. Un mundo donde sólo yo vivo mejor es un mundo un poco siniestro.

Creo firmemente en la redistribución de la riqueza, y cada vez que puedo pagar más (porque yo gano más) a mis colaboradores, ya sean de España o de Suramérica, les subo el precio por palabra a todos, sin preguntarles. Y hago esto porque también creo firmemente que el trabajo y el talento se paga.

Yo trabajo con escritores tanto de España como de Suramérica y no pago lo mismo a todos. Si pagara lo mismo a todos, ya no me fijaría tanto en dónde vives, sino en cuál es tu calidad como trabajador (salario por mérito). Y quizás, podría pensar que para qué buscar calidad fuera de mi país al mismo precio, cuando ya la tengo dentro de mi país, más cómodo, y sin la existencia de la pequeña barrera del lenguaje. Si así fuera tú no tendrías trabajo mejor pagado que en tu país y supongo que sería peor para todos (al menos por mi parte).

Yo lo que creo, como ser humano que también ha buscado trabajo durante años, es que algunas personas quieren cobrar lo máximo posible simplemente porque otras personas lo cobran.

Hay personas que quieren el máximo beneficio con el mínimo tiempo de trabajo. Es decir, cobrar 3.000, 4.000, 5.000 € al mes por 3 horas diarias de trabajo.
Claro que se puede llegar a ese punto y mucha gente lo hace, pero llegar ahí tiene un cómo.

Hace poco, cuando buscaba redactores gracias al gran artículo de Dean Romero, una redactora de Venezuela me pidió 250 dólares por 1.000 palabras. Nunca, nadie, ni siquiera ingenieros punteros con conocimientos exclusivos que escriben para medios importantes, me han pedido ese precio.

Era su primer trabajo como redactora y me pidió 250 dólares por 1000 palabras. ¿Por qué? no lo sé, pero supongo que lo hizo por ignorancia y porque tiene una falsa creencia.

El pensamiento imagino que debe ser algo así: Si esa persona cobra 50-100 dólares por 1000 palabras, yo quiero 50-100 dólares por 1000 palabras. Si conozco a alguien que cobra 250 dólares por 1000 palabras, yo quiero cobrar 250 dólares por 1000 palabras.

Lo que no sabes es cómo ha llegado esa persona a cobrar eso, qué conocimientos tiene, cómo puede hacer valer ese valor, cómo es la sociedad en la que vive, cómo son los clientes con los que trabaja, cómo son las otras empresas… cómo ha llegado hasta ahí.

Por eso (también desde mi humilde opinión de ser humano) hay muchas personas que tienen mucho trabajo y cobran lo que quieren, y otras personas no tienen ni trabajo, ni dinero. ¿Por qué? Porque aún no han comprendido bien (a mí me cuesta horrores) el dificilísimo intercambio de valor en una sociedad.

Te contaré una breve historia: Tuve durante 5 años un estudio de diseño gráfico con una oficina en el centro de Madrid. Siempre tuve MUCHOS clientes (muchos quiero decir 2 ó 3 clientes nuevos diarios en las mejores épocas. A menudo había cuatro y cinco personas esperando en mi puerta como si de un dentista se tratara).

Mis precios por hacer una tarjeta de visita eran de 45 €.
Por hacer un logo cobraba 150, 200, ó 300 euros dependiendo de muchísimos factores.

A menudo hablaba con otros diseñadores, y me decían cargados de razón: ¿45 € por una tarjeta de visita? ¿200 por un logo? ¡Estás loco! ¡estás tirando tu trabajo!

Y resulta que, con esos precios, yo ganaba unos 1500, 2000 y hasta 3.000 euros al mes haciendo una jornada laboral normal, incluso a veces me permitía no ir a trabajar algún día y por supuesto los fines de semana no me verías aparecer jamás por mi oficina.

Yo cobraba lo que consideraba justo en base a lo que aportaba, y mi salario mensual me permitía vivir muy bien. A medida que fui ganando experiencia, que fui entendiendo el mercado, y que fui consiguiendo otro tipo de clientes, aumenté (un poco) mis precios.

Lo curioso y triste es que generalmente las personas que me decían que estaba tirando mi trabajo no llegaban a fin de mes porque no tenían clientes.

Pero ellos seguían pensando que una tarjeta de visita tenía que costar 150 euros.
Que un logo tenía que costar mínimo 1000 euros.

¿Por qué? Porque conocían a personas que lo cobraban. Porque se sentían menos si cobraban menos.

Ese es el error.

Lo que una persona cobra depende exclusivamente de lo que esa persona es capaz de cobrar y de que cuánto son capaces de pagar los clientes que encuentra.

Pero eso nadie nos lo ha enseñado 🙂

Esta es mi visión del asunto xxxxx, quizás estoy equivocado y me encantaría que me demostraras lo contrario, así aprendería algo nuevo.

Espero tu respuesta y gracias por leerme.

Fotografía de portada.

Comments

  1. Pablo - 15 febrero, 2019 @ 6:15 pm

    Siendo sincero, creo que es una forma de ver los negocios bastante acertada; por desgracia es difícil encontrar sentido común en ambas partes, entiéndase empleado/empleador. Yo sólo por ese savoir faire estaría dispuesto a, como mínimo, comprobar qué tal puede ser esa relación laboral.

    Saludos y suerte para encontrar ese sentido común que tanto hace falta.

    • Antevez - 16 febrero, 2019 @ 4:55 pm

      ¡Gracias por tu comentario Pablo! no conocía el término «savoir faire! y me encanta. No sé si tengo sentido común en el artículo, la verdad, me temo que hablo demasiado desde la subjetividad, pero cada vez intento ponerme más en el lugar de las otras personas al escribir.

      Un saludo,

  2. f - 15 febrero, 2019 @ 9:39 pm

    En la hora que escribes el articulo de 1000 palabras estas contando el tiempo para informarte sobre el tema?
    Porque pagar por palabras y no por la calidad del articulo?
    De verdad piensas que $1500, unos 1300€ es un salario competitivo en España?
    Entiendo que hablas de contratar a alguien con un contrato indefinido, porque si fuera un autonomo estaria bastante cerca del salario minimo.
    Estas hablando de pagar en salario neto, lo que no tiene ningun sentido porque tu no sabes como rinde cuentas con hacienda cada persona.

    • Antevez - 16 febrero, 2019 @ 5:00 pm

      Hola F. Gracias por tu comentario.

      Los textos que pido a mis colaboradores no son, por lo general, de mucha investigación, son textos más bien relacionados con cosas cotidianas, productos de uso común, etc. Además tengo guías muy estructuradas de cómo hacer los textos, y básicamente es responder a preguntas que siempre son las mismas.

      Los textos que requieren más documentación tienen otros precios.

      Respecto a tu pregunta de si considero que 1300 es un salario competitivo en España, sí, lo considero. Pregúntale a las millones de personas que cobran 800 € si ganar 1300 es competitivo. Yo particularmente llevo años ganando ese sueldo y siempre he vivido muy bien.

      En cuanto al salario neto, hablo así porque si tengo que pagar IVA a la persona, lo pagaré a parte.

      Un saludo,

  3. Nicholas verbeger - 15 febrero, 2019 @ 10:06 pm

    Te tomas muchas molestias. Pero los cerdos nunca aprecian las flores.
    Suerte y no pierdas nunca la fe en ser humano. Luego no se recupera.

    • Antevez - 16 febrero, 2019 @ 5:03 pm

      Muchas gracias por tu comentario Nicholas. Más que cerdos, son personas ignorantes en ciertos campos. Y más que flores, son experiencias y formas de actuar. Yo muchas veces no veo las flores aunque me las pongan frente a mí.

      Un saludo,

  4. Rafa - 15 febrero, 2019 @ 10:16 pm

    ¿Eres mi «alter ego»? ¿Are you talking to me?
    Escribo contenidos en España para terceros y sobre todo para mi. Demando una jornada de 6 horas 4 días a la semana y hoy en día casi lo he conseguido.
    He tenido un estudio de diseño durante años (desde el 2006 al 2015)… y viví lo mismo que escribes.
    Ahora soy SEO y creador de contenidos. Antes empresario y ahora autónomo «freelander» y coincido al dedillo todo lo que indicas.

    Y por si acaso… me ofrezco por el dinero que ofreces al compañero en Argentina.
    Me encanta escribir, me encanta aprender, documentarme y volver a escribir. Corregir, hacer una Keyword Research y optimizar etiquetas. Mis socios de entonces, me dicen que como puedo vivir ahora… y yo les digo, que sencillamente escribiendo.

    Gracias por tu certera publicación. Y dar luz a tanta sombra.

    • Antevez - 16 febrero, 2019 @ 5:04 pm

      jaja gracias por tu comentario Rafa, qué grande eres. Si de verdad quieres escribir para mí, escríbeme por Linkedin por favor (sabrás cómo encontrarme :p).

      Y el precio que le ofrezco al compañero de Argentina, es para empezar. Luego se incrementa con el tiempo 🙂

      Un saludo,

  5. SENO - 15 febrero, 2019 @ 10:34 pm

    Yo escribo por placer y no cobro por ello.
    Mi jornada laboral se centra en la gestión económica empresarial (mañanas) y la docencia (tardes-noches).
    Me pregunto si no debería cobrar algo. Aunque sólo fuera para no hacer competencia desleal o «dumping» literario.
    Un saludo,
    SENO

    • Antevez - 16 febrero, 2019 @ 5:05 pm

      Gracias por tu comentario SENO. La mayoría escribimos por placer y no cobramos por ello, es una buena forma de dar salida a las emociones que tenemos dentro.

      Un saludo,

  6. Traductora - 15 febrero, 2019 @ 11:27 pm

    Hola,
    Te puedo asegurar que en traducción los precios han estado cayendo desde que comencé. Pocas personas pueden ya vivir de ello. Lo cual es muy triste.

    • Antevez - 16 febrero, 2019 @ 5:07 pm

      Hola Traductora, gracias por tu comentario.

      Es una pena que los precios hayan caído, desde luego. Espero que sepas mantenerte a flote y que consigas vivir de ello, que es una profesión muy bonita y difícil.

      Conozco a algunas personas que trabajan de traductores y viven muy pero que muy bien, supongo que será cuestión de, como en todo, hacer valer lo que sabes.

      Un saludo,

  7. Scf - 16 febrero, 2019 @ 12:09 am

    Me gustaría leer algún artículo de 1000 palabras escrito en 1.5 horas.
    Entiendo que ese tiempo incluye la documentación y la redacción, correcto? Si sólo es el tiempo de redacción entonces no es escribir mil palabras en 1.5 horas, sino 1000 palabras en 1.5 horas más lo que lleve la preparación.

    • Antevez - 16 febrero, 2019 @ 5:12 pm

      Hola Santi, gracias por tu comentario. Como le comentaba a F en otro comentario, a mis redactores les pido textos de cosas que no necesitan gran documentación previa, y si así fuera los precios por palabra serían superiores.

      Sí, es posible escribir 1000 palabras en 1,5 horas y documentarte sobre ello si tienes mucha práctica y si eres bueno en tu profesión. Y cuando eso ocurre (que tienes mucha práctica y eres bueno en tu profesión), ya no aceptas 12 dólares las 1.000 palabras, sino que eres tú quien empieza a poner los precios por tu trabajo. Así ha sido siempre, y así intuyo que seguirá durante mucho tiempo.

      De primeras no pongo yo el precio, sino que le ofrezco a los redactores la posibilidad de decirme cuánto quieren ganar. Si no quieren (porque no lo saben o porque quieren tantear a ver si yo les digo algo muy superior a lo que ellos cobrarían), entonces les digo el precio que tengo en mente, y siempre dispuesto a negociar cuando hay buenos argumentos.

      Un saludo,

  8. Azucena - 16 febrero, 2019 @ 9:54 am

    «me he encontrado con personas que me han tildado de poco menos que hijo de puta»… pues ya es hora de que te lo hagas mirar y reflexiones un poco Robin Hood

    • Antevez - 16 febrero, 2019 @ 5:13 pm

      Hola Azucena, gracias por tu comentario. Veo que has entendido a la perfección el artículo, enhorabuena.

      Un saludo,

      Robin Food.

  9. SirFred - 16 febrero, 2019 @ 11:40 am

    El tema no es escribir palabras, un mono entrenado también podría escribirlas. El tema es la calidad y conocimiento que se plasma en el texto, si es hablar por hablar, por rellenar o tiene que haber un conocimiento detrás. Por ejemplo, yo soy ingeniero en informática y llevo desde los 10 años leyendo y aprendiendo sobre el tema con lo que llevo unos 36 años en el tema. Si escribo un artículo sobre un tema de tecnología sobre el que entienda, ¿vas a prorratear el coste de esos 36 años sobre el artículo?, porque esos 36 años han tenido un coste y muy alto. Además del coste económico y temporal de la superación de los estudios de ingeniería. Hablar de palabras sin más, es como hablar del viento, es no saber de lo que se habla.

    • Antevez - 16 febrero, 2019 @ 5:16 pm

      Hola SirFred, gracias por tu comentario.

      Si tú fueras redactor de contenidos/escritor y ofrecieras tu conocimiento y experiencia, tendría el valor X. Ese valor X sería el que tú supieras demostrar, y el valor que una empresa entendiera como útil para sus necesidades.

      Hasta donde yo sé, a las empresas de hoy no les importa tus años de ingeniero, les importa qué vas a hacer por ellas.

      Un saludo,

  10. David - 16 febrero, 2019 @ 1:04 pm

    En la web que enlazas para ver el salario mínimo hace referencia al sector de personal doméstico.
    Creo que no es un valor de referencia cuando buscas un trabajo intelectual

    • Antevez - 16 febrero, 2019 @ 5:26 pm

      Muchas gracias por tu comentario David,

      Tienes razón, voy a escribirles un email para preguntarles cuál es el salario medio en Argentina en 2019, después actualizaré el artículo para que sea mucho más veraz.

      Respecto al trabajo físico/intelectual, pienso que no depende de qué recursos emplees para realizar tu trabajo, sino de cuánto valga e resultado de tu trabajo en el mercado actual.

      Un jugador de fútbol de primera división no usa su intelecto (o no demasiado) y gana mucho.
      Un cerrajero no usa su intelecto (o no demasiado) y gana bastante más que otras profesiones.
      Un poeta/filólogo, aún a pesar de usar mucho su intelecto, a no ser que sea famoso y con mucha reputación y con suerte, no ganará mucho dinero y ni podrá dedicarse a ello.
      Un programador de javascript, aún a pesar de usar mucho su intelecto, posiblemente gane menos que un programador que use un lenguaje de programación especializado y que pocas personas usen.

      Una persona que limpie casas, si es capaz de hacer mostrar su increíble eficiencia y valor, posiblemente gane más que otra que use su intelecto pero sea del montón.

      Mi idea aquí es trasmitir que, aún a pesar de ser un factor muy importante el usar tu intelecto, no siempre es determinante, y que lo que determina realmente tu precio en el mercado es precisamente el mercado y tu capacidad de mostrar valor.

  11. jomis - 16 febrero, 2019 @ 1:11 pm

    Me resulta interesante entender el punto de vista de un empleador, y comparto el razonamiento general. Pero me llama la atención la medida de productividad de la que parte toda la argumentación: que en una hora y media se pueden generar 1000 palabras de contenido. Me resulta sorprendente desde mi perspectiva de investigador en ciencias sociales. En mi caso, para producir un texto publicable en una revista científica, típicamente de 7500 palabras, harán falta normalmente unas 200 horas x hombre. O sea, apenas 37 palabras por hora para producir un texto original de calidad académica. No me quiero ni imaginar la calidad que puede tener un texto periodístico confeccionado veinte veces más rápido que un texto científico. ¿Merece la pena leer algo escrito a esa velocidad? Entiendo que estamos hablando de negocio, de hacer contenido rentable, que no necesariamente es contenido de calidad. Desde esa óptica, acabará siendo más rentable que un algoritmo se encargue de generar casquería informativa de forma automática.

    • Antevez - 16 febrero, 2019 @ 5:34 pm

      Hola Jomis, muchísimas gracias por tu comentario, muy valioso.

      Creo que estamos comparando dos profesiones y dos utilidades muy diferentes.

      El nexo común es escribir. Pero no es lo mismo Cervantes que el chico de 10 años que escribe un whatsapp a su madre. Ambos escriben, pero son diferentes.

      Se puede, y yo lo he hecho, escribir textos buenos en 1,5 horas. No serán textos de carácter científico, pero serán textos que, si están bien escritos y la persona que los hace es profesional, aportarán un determinado valor y servirán para algo concreto.

      Como he tratado de explicar en mi texto, cuanto más profesional eres y más experiencia tienes, más podrás cobrar por tus textos. Será una consecuencia directa de tu trabajo.

      El problema del que hablo es el de pretender cobrar como si de textos científicos se tratara cuando aún no has probado tu valor con textos sobre «secadores de pelo».

      Hablando de «científicos», conozco a varias personas que han terminado sus doctorados tras un inmenso esfuerzo y estrés, y piensan que la sociedad les debería pagar, devolver, su esfuerzo, pero a menudo se encuentran con que no tienen trabajos o están mal pagados.

      Eso no sólo me da pena, sino que habla de un problema social bastante profundo. Al mundo de hoy le da igual lo que tú te hayas esforzado, le importa qué pueden conseguir con tu esfuerzo.

      Un saludo y gracias de nuevo,

  12. AntonioS - 16 febrero, 2019 @ 4:14 pm

    Entrada de 2095 palabras aprovechada de un email escrito durante un proceso selectivo de recursos humanos… esto es saber ser productivo y saber reciclar.
    @Alejandro «publicar una conversación privada en un blog público»
    -> No es poco profesional, es aprovechar un razonamiento trabajado para reutilizarlo como contenido. El autor del texto es el que lo publica. Y no se cita a la persona ni los detalles, de forma que es un relato anónimo… ¿Cuál es la falta de profesionalidad?
    La conveniencia económica siempre debe ser por ambas partes y antes de hacerse valer hay que demostrar que se vale, como bien deja claro el correo entre líneas.

    • Antevez - 16 febrero, 2019 @ 5:44 pm

      Gracias por tu comentario AntonioS,

      Opino igual que tú respesto al comentario de Alejandro. Está bien reusar un email si con ello creo que puedo explicar mi punto de vista a más personas.

      La conveniencia económica siempre trato de que sea igualmente satisfactoria por ambas partes, y de hecho siempre les pregunto primero cuánto quieren cobrar. Si se ajusta a lo que tengo en mente, genial, si no, también les digo que genial.

      No obstante, muchas personas no saben cuánto cobrar y dicen cifras al azar. Un chico de un país de suramérica me pidió 50 dólares por 1000 palabras, y le dije que no estaba interesado pero que le agradecía su tiempo y su propuesta. Después me dijo que cuánto estaba dispuesto a pagar, y le dije que 12,5 dólares por 1.000 palabras. Él me respondió que le parecía perfecto y que cuándo empezábamos.

      Lo que quiero decir aquí, y lo que he tratado de explicar en el artículo, es que hay que saber en qué punto estás para pedir un dinero. Y todo, si sigues el curso natural de las cosas, llegará a buen puerto. Tus horas, tu esfuerzo, tu salario.

      Gracias y un saludo,

  13. Kabu Ronako - 21 febrero, 2019 @ 9:34 am

    Juas! La típica falacia del capitalismo… Comprar barato lejos de casa y vender caro en casa, dice… XD

    Y así te crees poco menos que un benefactor… No, la solución NO es pagar a otra persona menos de lo que vale su trabajo, viva donde viva.

    Mira, ya que quieres hacer ver que tus intenciones son buenas te propongo otra solución: de lo que produzca cada trabajador, resta solo el coste de infraestructura. NO te quedes absolutamente con nada de lo que produce. Y sí, puedes contar tu salario como coste de infraestructura, si es que haces un trabajo que a ellos les sirva de soporte. Y ese salario tuyo, que sea el salario medio de tu país.

    ¿Qué te parece?

    • Antevez - 22 febrero, 2019 @ 6:23 pm

      ¡Hola Kaku! me ha costado entender tu punto de vista, pero finalmente creo que lo he conseguido.

      Partes de algo que nadie ha dicho, «La solución NO es pagar a otra persona menos de lo que vale su trabajo, viva donde viva.»

      ¿Quién pretende pagar menos de lo que vale su trabajo?

      Yo pago generalmente exactamente lo que las personas me dicen que cobran, o más.

      Respecto a tu propuesta de no quedarme con nada de lo que produce una persona, me parece interesante, seguro que con ese pensamiento el mundo sería mucho más abundante, al menos eso parece a simple vista, luego quién sabe. Es un tema para debatir 🙂

      Un saludo y gracias por tu comentario.

    • Antevez - 24 febrero, 2019 @ 11:16 pm

      Por cierto Kabu, he estado pensando en tu respuesta y he pensado lo siguiente. ¿Tú tienes un negocio donde estés poniendo en práctica tus ideas? ¿O sólo te dedicas a decirle a los demás cómo podrían hacer para que el mundo fuera un lugar mejor a tus ojos?

      Creo que una buena forma de demostrar que lo que dices es posible, sería haciéndolo tú mismo. ¿Qué te parece?

  14. Tony - 10 marzo, 2019 @ 9:06 pm

    Tengo el placer de haber escrito para el autor de este artículo y espero seguirlo haciendo.
    Es fácil criticar sin conocer, yo que si conozco a Antevez puedo decir que es un tipo legal, justo y que sabe reconocer y recompensar el trabajo realizado.
    Os animo a escribir para el , después podréis juzgar.
    Un saludo.

  15. Frank - 13 marzo, 2019 @ 9:41 pm

    !Hola! Me interesa saber si se mantienes carta abierta a un redactor de contenidos. Tengo experiencia en la redacción de artículos sobre música, pero me atrevo con el cine, literatura y pintura, medio ambiente, noticias y publicidad, etc. Poseo buen sentido del humor, soy meticuloso y puntual. Tengo estudios de nivel superior en geografía. Saludos

  16. Roberto - 22 marzo, 2019 @ 11:29 pm

    Hola!!! no me voy espandir,cada uno es libre de opinar ,y de sentir,solo se y siento que estoy totalmente de acuerdo,y que así debería ser en todos los ámbitos laborales,en este caso se abre una oportunidad de darse a conocer y demostrar su talento, dependiendo del paradigma del redactor,y el sentimiento que ponga en su trabajo ,palabra a palabra,tiene la oportunidad de ser incentivado por un gran artículo o lo mejor ni será publicado,y aparte contando con apoyo y formación…que mas queremos!!!voy a concluir con :Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.” Mateo 7:13-14.

    Un Saludo,

  17. adriana - 5 abril, 2019 @ 5:56 am

    Hola, entiendo perfectamente el punto y estoy de acuerdo contigo, no se trata de aminorar el trabajo de los demás solo por el hecho de que «como ganas tanto, entonces conformate con lo que te doy solo porque es un poco más», soy redactora web en venezuela desde hace tres años, un país que como dices, el sueldo mínimo no llega ni a los 20$, sin embargo mis jefes (que cobran en euros los articulos que YO hago) me pagan solo un poco más 15$ ¡ojo!: mensual, ni siquiera por articulo. Aunque no soy una persona conformista, debo resignarme al hecho de que eso es lo mas que he logrado conseguir que me paguen por redactar artículos, pues ingresar en páginas como workana, por ejemplo; es una verdadera escalera entre un mar de personas que ya tienen mucho más experiencia. En fin, me animó mucho ver que aun están las personas que buscan, además de su crecimiento profesional, reconocer e incentivar a otros, si aun estas en busca de redactores me gustaría formar parte del equipo, y no, no te voy a cobrar 250$ por palabra jajajaja. Saludos.

  18. Jose Gomera - 18 abril, 2019 @ 6:23 am

    Hola Estevez,

    En realidad, el mercado de la redacción es muy competitivo, pero como dices, si aseguras un gran volumen de trabajo como para mantener la mitad del día laboral ocupado, creo que el precio esta bien.

    No es un sueldo de lujo, pero es mucho más de lo que gana el profesional promedio en Latinoamérica.

    Aqui te dejo mi correo por si todavía necesitas un redactor:
    josemanuelgomera@gmail.com

  19. Javier - 29 abril, 2019 @ 2:45 pm

    Estimado, me ha interesado el tema y he leído el artículo, veo que dicuten cual es el costo de escribir 1.000 palabras y dan demaciada argumentación sobre porque esta bien o porque esta mal. Desde mi perspectiva, los que vivimos de internet podemos elegir si aceptamos o no hacer un trabajo, y si uno de argentina no quiere hacerlo porque es poco, que no lo haga, seguro habra otra persona a la que le parezca adecuando el valor. Ademas, no he escuchado que nadie hable del retorno que generara el artículo. Yo trabajaba con gente de Cuba super profesionales que cobraban 25 veces su salario real, y estan muy agradecidos por ello y eran una luz resolviendo lo que les pedia, trabaje con gente de otros paises que no importa cuanto le pagara no lo valía, no eran responsables, no sabian redactar, no cumplien con los terminos… , y mi reflexion es, la calidad se paga, y si tienes un negocio lo mides con rendimiento, pagar $1 o $25 el articulo es irrelevante, lo que importa es cuanto beneficio te genera ese artículo.

    • Antevez - 7 junio, 2019 @ 2:07 pm

      Qué grande tu comentario Javier, absolutamente de acuerdo. Gracias por tu aporte.

  20. Lucy - 5 junio, 2019 @ 4:27 pm

    Sr. Antevez.
    Es interesante lo que escribe, realmente es competitivo el mundo de la redacción. Yo por mi parte, le agradezco si toma en cuenta a redactores venezolanos, y quisiera saber si existe alguna posibilidad de poder trabajar con usted. Mi correo es luciernagabella@gmail.com.
    Gracias de antemano.

  21. jhonny martinez - 11 julio, 2019 @ 9:00 pm

    Buenas tardes, soy administrador, he sido profesor universitario en el area de administración por 23 años, estoy incursionando hace unos meses en el area de redactor de contenidos y en verdad he quedado impresionado, sin animo de caer en adulaciones, con la forma en que ha abordado el tema sobre lo que se puede significar un ingreso en función de la situación pais en que te encuentres, estoy completamente de acuerdo con su filosofia y si en algún momento mis humildes conocimientos pueden ayudar a seguir desarrollando ideas inovadoras como la suya , no en la profesión, sino en la forma de valorarla, estoy a su dispoción, mi correo es mrjg09@hotmail.com

  22. Ximena Andrade - 21 julio, 2019 @ 7:17 pm

    Feliz tarde, soy despachadora profesional de aviones, terapeuta con ángeles e instructora de yoga certificada a nivel internacional, actualmente estoy incursionando en el mundo de redacción de contenidos, sé que es bastante competitivo, me gustó mucho los argumentos que utilizó anteriormente, si en algún momento piensa que mi experiencia en diversas áreas le puede servir para redactar sus articulos, mi correo 28ximena07@gmail.com.

  23. Fabiana Andrea Fagioli - 3 agosto, 2019 @ 2:01 am

    Hola!
    Si todavía busca redactores, estoy interesada en integrarme a su equipo. Soy docente universitaria retirada por invalidez, y he comenzado a hacer redacción casi por casualidad, al darme cuenta que las habilidades requeridas ya las tenia incorporadas por mi trabajo en la universidad de tantos años. Tengo una redacción fluida y de excelente calidad, facilidad para la búsqueda de información, y soy responsable.
    Gracias por leer este mensaje y a su disposición.
    fabianafagioli@yahoo.com.ar

  24. Mariana K - 30 agosto, 2019 @ 11:55 am

    Estimado:
    Soy redactora de contenidos. Trabajo un poco para Lowpost y estudio redacción creativa en la Escuela Superior de Creativos. Además soy experta universitaria en E commerce y Mktg Digital.
    Quisiera sumarme a su equipo.

    Vivo en Argentina.
    Agradezco se contacte conmigo: mariana.kozulj@gmail.com

  25. Mariana K - 30 agosto, 2019 @ 12:02 pm

    Y quiero decirle que quiero redactar para Ud por los valores y principios que pone de manifiesto en su post.
    Yo también creo en la abundancia y en vivir haciendo lo que me gusta y con un estilo de vida diseñado lo mejor posible a mis intereses.Particularmente necesito trabajar para gente que tenga principios y una alta dosis de sentido común. Acepto de buen grado su propuesta. Estaré esperando la respuesta. Espero que no sea otro sitio mas de internet donde depositamos ilusiones que nunca nos son respondidas. Vislumbro que esta vez no es asi.
    Atte
    Mariana

Deja un comentario

Your email address will not be published / Required fields are marked *